MI HIJO QUIERE SER PORTERO DE FUTBOL


Una de las profesiones más difíciles que hay es la de portero de futbol, pero la de ser padres de uno de ellos no es nada fácil tampoco. 

Si has oído o escuchas a tu hijo decirte que quiere ser portero de futbol, seguramente te vendrán muchas preguntas a la cabeza: «¿Qué le digo?, ¿Cómo le puedo ayudar?, ¿Estamos preparados para ello?«.

Pues bien, vamos a entrar en detalle sobre qué podemos hacer para ayudarlos y no morir en el intento.

¿POR DÓNDE EMPEZAMOS?

  • El primer paso es apoyarlo, más allá de nuestras ideas, ya que es una decisión que ha tomado él y como padres debemos transmitirle validación y seguridadAdemás, hay que valorar el hecho de que tomar una decisión como la de ser portero contribuye al crecimiento personal de tu hijo y forma parte del proceso natural de desarrollo. 
  • A continuación, podremos entrar a valorar cómo nos afecta a nosotros como padres «¿Estamos de acuerdo con esta decisión?», «¿Qué consecuencias conlleva?», «¿Estamos preparados para ayudar a nuestro hijo?».

Es normal que en esos momentos aparezca la incertidumbre de si es una decisión correcta, miedo por cómo afrontará este proceso tu hijo, siendo conscientes de que una carrera deportiva lleva consigo, presión, críticas, pero también mucha satisfacción, y más cuando la decisión corre por cuenta de nuestro hijo, y denota pasión.

  • Tenemos que transmitirle apoyo y seguridad como figuras de referencia que somos para ellos, debemos acompañarlos en todos los momentos que vayan surgiendo, asegurándonos de que nuestros hijos tienen las herramientas necesarias para afrontar cualquier adversidad que se le presente.

Como padres hacemos de guía y sustento en el camino.  

Los niños, por lo general te van a creer y si le dices que no vale o constantemente estás reprochándole actitudes o acciones, le transmites inseguridad o inutilidad.

Tenemos la responsabilidad de confiar en ellos, que ellos confíen en ellos mismos y que tengan claro que podrán hacerlo

Hay que hacerles sentir seguridad, capacidad y confianza.

Si a menudo se lo decimos, también lo creerán y les facilitaremos mucho el camino. 

¿CÓMO PODEMOS AYUDARLES?

  • No debemos caer en un error común a la hora de ayudar a nuestro hijo, que es priorizar nuestras ideas y nuestras creencias e intereses por encima de las capacidades reales, disfrute y aprendizaje de nuestro hijo.
  • Es un error muy grande exigirle de más, ya que lo único que conseguiremos es que alcancen niveles muy altos de frustración y con ellos ciertos bloqueos que pueden favorecer el abandono de la carrera deportiva.
  • No debemos olvidar que cada niño tiene un proceso de aprendizaje concreto y unos tiempos que respetar, y acompañado de una buena formación llevada a cabo por profesionales del deporte, todo será más fácil. 
  • Lo ideal, es no olvidarnos de que nuestros hijos se están implicando dentro de sus posibilidades y están poniéndole pasión a lo que hacen, por lo que como padres debemos implicarnos en su trabajo también a nivel emocional.

Una conversación enriquecedora para un chico que quiere (o es) portero , puede ser por ejemplo

«¿Qué tal has estado hoy?», «¿Qué cosas has trabajado?», «¿Qué cosas has hecho bien?», «¿Qué cosas crees que podrías hacer mejor?», «¿Te puedo ayudar en algo?».

Esta empatía y apoyo hacia ellos, aumentará su confianza y seguridad, así como el vínculo entre padre e hijo. 

EL MAYOR APOYO QUE PUEDEN TENER SOMOS NOSOTROS

Los padres no solo somos figuras de referencias para nuestros hijos. También somos modelos a seguir para ellos y la primera persona a la que acudirán cuando busquen apoyo y seguridad. Seamos mejores o peores, este es el papel que nos toca hacer.

Cualquier aspecto que nosotros les transmitimos será crucial para su desarrollo en la adultez.

Los niños son como esponjas, absorben toda la información del entorno que les rodea, favoreciendo así que crezcan con un tipo de personalidad u otra, por ello nuestra responsabilidad como adultos es muy importante para su implicación el día de mañana. 

Recuerda que algún día también fuiste niño, y que las necesidades que tu tenías son diferentes, por época y tiempos, a las necesidades de tu hijo.

Interésate por conocer sus necesidades sin exigirles lo que aparentemente es correcto. Nuestros valores como padres, favorecerá no solo a crear un gran portero, también una gran persona de cara al futuro personal y profesional. 

Sí sientes que en alguna ocasión necesitas orientarte acerca de cómo darle las mejores pautas a tu hijo portero, recuerda que dispones de diferentes profesionales especializados, encantados de ayudarte a cumplir el sueño de tu hijo. 

¿CÓMO TRABAJAMOS CON LOS PORTEROS EN FOOTFAY CENTER?

Desde la cercanía y la naturalidad.

Es fundamental que tú, como como padre de un portero, sientas que somos un apoyo en el camino de tu hijo y que estamos para ayudaros a alcanzar sus objetivos.

Le damos mucho valor al autoconocimiento y al desarrollo personal. Nuestro objetivo es que el chico se conozca a si mismo lo suficiente para ejercer un control absoluto sobre su mente, influyendo directamente en la parte técnica específica del portero y tomando acción en la parte psicológica con los mensajes enviados tarea tras tarea.

¿Tu hijo quiere llegar a ser portero de fútbol?

Pues déjate asesorar por Footfay Center en los entrenamientos de portero y no dudes en pedir consejos por parte de nuestro departamento de psicología para apoyar todo el proceso de tu hijo para que sea el mejor portero que pueda ser.

Resumen

Aquí, en este post puedes leer la importancia del entorno para los chicos que están empezando (o que ya llevan un camino recorrido).

Cuánto influye en su desarrollo y cómo podríamos ayudarles nosotros como padres, entrenadores, amigos o familiares.

Ahora te toca a ti. ¡Te esperamos!

P.D.: Aquí puedes leer mucho más sobre como influye la psicología deportiva en el fútbol. 

Pilar Luque

 

Psicóloga deportiva y sanitaria

 

Especializada en psicología del rendimiento deportivo

Adrian Bueno Cano

 

Entrenador de porteros

 

Málaga CF, Málaga City, CD Casabermeja